Facebook Pixel Code Hypóstila: tendencia de estantería con diseño industrial - Exxacon

Exxacon | Inmobiliaria

Hypóstila: tendencia de estantería con diseño industrial

30 de Septiembre de 2019 |

Hablar de diseño de muebles es hablar de Hypóstila, una línea de estantería clásica con aspecto industrial, que ofrece soluciones para mantener el orden en todo tipo de espacios y proyectos inmobiliarios. Fue ideada en 1979 por los arquitectos Oscar Tusquets y Lluís Clotet, con el apoyo del ingeniero de estructuras Jesús Jiménez.    

Su creación respondió a la necesidad de ampliar la capacidad de carga y resistencia que ofrecía la estantería Hialina -concebida en 1973 por los mismos arquitectos- cuya plataforma sujetada a la pared con tornillos, solo garantizaba el soporte de pequeños objetos domésticos y artículos de baño. 

Hypóstila supuso una innovación en torno al diseño de muebles en proyectos inmobiliarios de calidad. Con ella se comienza a utilizar el piso para soportar las bases de la estantería, acción que el equipo de trabajo resume en dos palabras procedentes del griego: “hipo”, que significa debajo; y “stylos”, que es columna, fusionadas posteriormente para dar nombre al invento. 

Características que marcan la diferencia   

Los estantes Hypóstila -galardonados con el premio Delta de Oro ADI-FAD en su edición de 1980– hoy en día siguen siendo tan apreciados como en sus inicios. 

Las características que los definen justifican la preferencia de muchas personas, quienes las incluyen en sus hogares y oficinas como parte del diseño inmobiliario.   

Ligereza y apariencia neutra: los estantes de la alianza Tusquets-Clotet son elaborados con perfiles de aluminio extrusionado, anodizado y cepillado, combinación de material y procedimientos que les hace parecer muy ligeros. A la vez, les confiere una alta capacidad de resistencia. Además, su apariencia neutra permite adaptarse a casi cualquier decoración o estilo. 

Gran aguante y resistencia: quienes opten por este tipo de estanterías podrán colocar desde libros hasta esculturas, entre otros objetos de peso medio, y darles un toque personal a sus espacios, al tiempo que mantienen el orden. Lo anterior no supone riesgos, ya que estas pueden soportar un máximo de 60 kg/ml.  

Mayor estabilidad y seguridad: aunque el peso del mueble descansa en su totalidad sobre el piso inmediato a la instalación, la plataforma de los estantes -que disminuyen canto de forma progresiva hacia todos sus laterales- también va sujeta a la pared para evitar que se produzca cualquier volcamiento. 

Fácil adaptación y originalidad: como no tienen agujeros, existe la posibilidad de colocarlos en la posición que resulte más cómoda y conveniente. Además, se pueden cortar según la disposición de espacio y el uso que se les vaya a dar, por lo que siempre representan ventajas, incluso, siendo adquiridos para departamentos en verde. Los que buscan originalidad pueden redondear los voladizos para darle un toque de diferencia y ofrecer una solución de orden en cualquier tipo de espacio. 

Versatilidad: por ser un mueble que ofrece múltiples posibilidades, aquellos que han comprado departamentos en verde o están por hacerlo, pueden adquirir su estantería Hypóstila con anticipación y guardarla hasta que llegue el momento de equipar, ya que puede incorporarse en distintos espacios y adecuarse sin mayores problemas a cualquier diseño inmobiliario. 

Adicional al sistema original, Tusquets y Clotet han lanzado otros complementos y rediseños similares, como “Cristalina y Esbelta” (1998) y “Suma y Exenta” (2000). Pese a ello, Hypóstila no deja de ser un clásico en el catálogo de la prestigiosa empresa de muebles de diseño, Barcelona Desing, y una de las piezas más vendidas por la firma en todos estos años. 

Agenda una visita

Hypóstila: tendencia de estantería con diseño industrial